GOLPE DE POTENCIA.

 J.F.Jeet Kune Do 

 

En el arte marcial desarrollado por Si-Jo Bruce Lee, existe una técnica llamada “el golpe de potencia”.   Tiene cierta similitud con el golpe vertical utilizando el Wing Chun Kuen , Arte Marcial chino sumamente combativo.  Como es sabido Bruce Lee entreno de los 14 a 18 años esta disciplina y tomó muchas técnicas de ésta, modificándo y adaptándolas.

 

Nuestro interés al escribir este documento es mostrar, de una forma simple y directa , esta técnica que puede ser de gran valor para todos los practicantes serios de artes marciales, adaptándola a su propio entrenamiento.

 

Es importante para la correcta ejecución de esta forma de golpe, practicar ejercicios de relajación, control y dirección de la respiración para lograr una correcta concentración.  No incluimos dichos ejercicios ya que deberán llevarse acabo con un instructor certificado.

 

Un aspecto muy importante es el desarrollo físico, es decir, la fuerza del golpe puede aumentarse desarrollando ciertas partes del cuerpo, como son las muñecas, la mano, los tendones del codo, tríceps, músculos de la espalda y cuello.  Con una adecuada coordinación de cada una de esas partes, la fuerza se canalizará a un punto específico de golpeo, mediante una buena concentración y práctica continua

.

Es importante calentar cada una de las partes del cuerpo antes de comenzar los ejercicios de fortalecimiento.  Después, usted deberá realizar elasticidad en cada una de las partes ejercitadas.

En seguida explicaremos las partes fundamentales para ejecutar correctamente este golpe, también llamado golpe de 3 pulgadas.

Es necesario coordinar la acción de las rodillas, hombro y brazo.  A esta técnica también se le conoce como el “golpe flotante”, ya que la mano y muñeca que ejecutan el golpe deberán estar totalmente relajadas, dando la sensación de que la mano flota.

 

  El golpe es interno por su acción.

 

Las siguientes son las posturas básicas para practicar el golpe de potencia.  Sin embargo, usted nunca se limite a tan sólo éstas. Una vez que adquiera confianza en sus habilidades, podrá experimentar otras posturas distintas.

En primer término usted deberá visualizar sus técnicas para así poder concentrarse en ellas.

 

Para golpear con su puño derecho, colóquese frente a su asistente a unos 50 centímetros de distancia, de forma tal que su hombro derecho esté en línea recta al punto al que va a golpear, de preferencia al centro del cuerpo de su oponente.

Sus pies en un primer momento estarán separados la misma altura que la anchura que sus hombros.  Luego adelantará el pie derecho a unos 25 centímetros, prácticamente un paso normal al caminar.  De esta forma usted está en una posición  bien equilibrada , dejará sus manos colgando relajadas a los costados.  A continuación flexionará súbitamente su rodilla derecha, como si se desplomará, moviendo está hacía su oponente, lo cual crea un ligero giro del cuerpo bajando levemente.  El hombro derecho se mueve hacia adelante quedando un poco más abajo que el izquierdo.  En todo este trayecto sus manos están relajadas, de forma tal que puede estar más consciente de los movimientos anteriormente señalados.

Para generar una mayor fuerza corporal, puede utilizar la postura del “talón levantado”.  Esta requiere de una mayor coordinación, pero su golpe será más fuerte.  Flexione ambas rodillas –primero de manera ligera y después súbitamente- y levante el talón derecho empujando levemente los dedos el pie, logrando mayor torsión gracias al talón levantado.  Todos esto movimientos se ejecutan suave y pausadamente, practicándose y repitiéndose hasta que la técnica se ejecute en una fracción de segundos.

 

En estas técnicas usted dejara sus manos colgando relajadas, estará a unos 45 centímetros del lugar a golpear (línea central vertical).  Cuándo su rodilla empiece a descender, la mano totalmente relajada iniciara su movimiento hacia el punto a golpear, pero al levantar el codo apuntará al piso apretando el puño sólidamente en forma vertical a una fracción de segundos antes de recuperarse de la sensación de desplome y giro del cuerpo.

Entonces se golpea al blanco retirándose inmediatamente el puño a unos 15 ó 20  centímetros en una acción de resorteo.  La mano izquierda puede levantarse del mismo lado del cuerpo con la palma hacia el frente y hacia la parte izquierda del  plexo solar, con el codo ligeramente pegado al cuerpo y preparada para otro tipo de acción.

 

Son varias las técnicas en la aplicación de estos golpes, como es el caso del “golpe una pulgada”, o “golpe con empujón”, el cual es utilizado en demostraciones.  En el caso del “golpe de una pulgada”, se aplica estando muy cerca del oponente y exige una mayor concentración de energía en una corta distancia.  Sin embargo, es más importante el realizar una acción fluida y natural al practicar estas técnicas que la fuerza misma.  Esta la irá desarrollando como resultado de los ejercicios anteriormente señalados, los cuales le ayudarán a tener control, suavidad y un buen cálculo al golpear.  No utilice toda la fuerza e intensidad al principio y nunca golpee al practicar más allá del verdadero punto de impacto.

 

Estos ejercicios utilizando un costal, le permitirán ir sintiendo y desarrollando gradualmente su golpe, el cual, como señalamos, será con su puño en forma vertical y golpeando preferentemente con los tres dedos inferiores de la mano.

Practique al principio suave y lentamente, estando consciente del movimiento y la coordinación.  Con el tiempo aplicara mayor velocidad y fuerza hasta lograr un golpe tan rápido “que se sienta, pero que no se vea”.

Una vez perfeccionado un golpe de corta distancia, puede intentar con un alcance un poco mayor.  Los ejercicios de fortalecimiento muscular le serán de mucha utilidad para cualquier arte marcial.

 

En el caso del golpe flotante  usted podrá utilizar esta técnica que es rápida y sumamente práctica.  Es recomendable la correcta asesoría de un instructor capacitado para que lo guíe en la mejor forma de desarrollar todo su potencial.  Recuerde “La verdad en el combate es diferente para cada individuo” (Bruce Lee).

 

Ya que controle sus golpes, la rapidez en el ataque es un factor de suma importancia para la buena ejecución del golpe.  Tenga paciencia y siempre sea constante en lo que aprenda, así y sólo así podrá triunfar.  Entrenando podrá desarrollar sus propios atributos y recuerde: La repetición continua y constante logra una reacción instantánea: nuestros músculos conocen esa reacción y ejecutan más  y más rápido cualquier movimiento.  Diríamos que “adquieren una memoria propia”. ( Memoria muscular )

Existen para la práctica puntos de golpeo imaginarios y reales, ya que el golpe de poder o flotante es un golpe “interno”.  Para tener éxito, usted golpeará un punto imaginario por lo menos 5 centímetros más profundo que el verdadero punto de impacto.  La fuerza del golpe, como una energía en movimiento que es, se centrará en el punto imaginario (interno) adentro del punto real de contacto. 

De esta forma usted no tendrá que condensar su energía sino hasta una fracción de segundo antes del impacto, lográndose que la fuerza explosiva  se centre en su punto de golpeo interno (imaginario), causando un gran daño interno y que no se pierda en la superficie, “adaptarse como una sombra, responder como el eco”.

 

Es muy importante que al practicar el “golpe flotante” o cualquier otro, no golpee a la otra persona directamente.  Coloque algo firme, como un directorio telefónico, entre usted y su asistente de entrenamiento.

 

1.- FORTALEZIMIENTO DEL ANTEBRAZO Y MUÑECA.

 

Equipo necesario 2 mancuernas (el peso de estas debe ser aquel que le permita ejecutar el ejercicio completo). Wrist Curls, Palma Arriba.  Con el antebrazo recargad en un lugar plano, suba y baje lentamente la mancuerna acompañado de una respiración profunda.  Repita esto tres veces de 20 flexiones por cada serie.  Para desarrollar el Wrist Curls, palma abajo, habrá que repetir el ejercicio anterior, pero con la palma de la mano hacia abajo.

 

2.- WRIST CURLS VERTICAL.

 

A una mancuerna con los discos por un solo lado, tómela en forma vertical moviendo primero su muñeca hacia arriba y luego hacia abajo.

 

3.- LAGARTIJAS DEL DRAGON.

 

Este ejercicio fortalece la muñeca, codo bíceps y los músculos de hombro y espalda alta.  Hincado y con las palmas hacia el piso vueltas hacia adentro de forma tal que casi se toquen las puntas de los dedos, con los pies planos contra una pared levante el cuerpo hasta quedar con los brazos y piernas casi rectos sin doblar las rodillas, flexione los brazos a la altura de los codos hasta tocar la cara con las manos. Regrese despacio. Realice 3 series de 10 repeticiones por cada serie como mínimo.

 

4.- WRIST ROLLER.

 

Equipo necesario: Dos discos entre 2 y 4 kilogramos cada uno, una cuerda tiente y una agarradera circular. Amarre los discos a la cuerda y está a la agarradera la longitud de la cuerda deberá ser lo suficientemente larga para que casi toque el suelo, coloque su cuerpo en contra de una pared. Sujete la agarradera de cada uno de sus extremos permitiendo el suficiente espacio para enredar toda la cuerda, levantando los brazos frente a usted a la altura de su boca no menos, no más. Con las palmas hacia abajo y sin doblar los codos y ni flexionar los brazos en ningún momento enrolle la cuerda en la agarradera empleando solo la acción de la muñecas a continuación  desenrolle lentamente. Ejecute este ejercicio durante 20 minutos.  Otro ejercicio que puede usted practicar sin equipo anterior  es el de “exprimir una toalla”, enrollarla  y desenrollándola  con fuerza y tensión.

 

5.- LAGARTIJAS CON MUÑECAS INVERTIDAS.

 

Colóquese en la tradición postura de lagartija pero abra sus piernas en compás de una manera equilibrada a la anchura de sus brazos. Las palmas de las manos irán hacia arriba apoyando parte de la muñeca superior y la terminación de antebrazo.

Es muy importante que no se apoye totalmente sobre la mano, porque corre el riesgo de fracturarse.