Jun Fat Jeet Kune Do Fundamental I parte

“Mas allá de la Defensa Personal”

Por: Master Ángel Postigo Y.

IMG_5666En todas las disciplinas marciales surge tarde o temprano el tema de la defensa personal, desde nuestro punto de vista y de acuerdo a nuestra experiencia, no solo el dominio de la “técnica” le permitirá al practicante salir bien librado de un encuentro real, son varios los “factores” que se deberán de tener en cuenta.

Primero, antes de entrar en materia, si la acción en contra nuestra puede ser evitada ya que el “adversario” pretende buscar un enfrentamiento por cualquier excusa, de ser posible trataremos de no enfrentarnos, es decir; “ganar no combatiendo”, no entrando a su “juego”, evitando así un incidente  que solo nos ocasione daños o problemas mayores, o bien, si se trata de un asaltante que solo quiere nuestras pertenencias  y nos enfrenta, vale la pena entregarlas y que se retire, sobre todo si va armado. Sin embargo siempre será necesario tomar las debidas precauciones, estar atento y listo por si acaso se da un ataque inesperado de último momento, si así fuera, es importante tomar la “decisión” adecuada y si hay que responder a la agresión, deberá ser en forma rápida, precisa y efectiva y esto requiere de un entrenamiento “básico y práctico” llamémoslo “fundamental”.

 

LOS FACTORES INTERNOS Y EXTERNOS

IMG_5768

En el J.F. Jeet Kune Do Fundamental siempre tenemos en cuenta estos “factores”, los internos y su integración a los factores externos, en los primeros el manejo de nuestra propia energía, las posibilidades de percepción y entendimiento de esta, su evaluación y por lo tanto la capacidad de decisión, el poder de concentración, la voluntad de ser y estar tendrán que fusionarse con los segundos, los factores externos tanto las técnicas como las tácticas para el combate, aunado naturalmente todo esto a los “atributos” desarrollados durante el entrenamiento, el sparring y los encuentros reales como lo son: el conocimiento de las distancias de combate, la coordinación, tiempo, balance, velocidad, condición física,  fluidez, fuerza, decisión en el ataque y el mas importante y fundamental, el saber adaptarse a cualquier circunstancia en todo momento, es necesario entender y saber aplicar la estrategia mas apropiada para poder darle efectividad a todas aquellas tácticas y técnicas que uno tenga.

Entendemos así a la defensa personal  como un todo de factores que deben tomarse en cuenta en donde la “prevención” es fundamental, no exponernos en ningún momento ni circunstancia, de lo contrario uno puede enfrentarse a la muerte en un encuentro donde no hay reglas, solo bestias dispuestas a todo, vencer no es la finalidad, sobrevivir es el hecho. La mejor “arma” que podemos portar es la “inteligencia” y nuestra capacidad de “percepción” de todo nuestro entorno,  tener cuidado por que “defensa personal” no es lo mismo que “legítima defensa” que la ley en nuestro país  determina como “la repulsa inmediata necesaria y proporcionada a una agresión actual e injusta de la cual se deriva un peligro inminente” (pág. 353 Derecho Penal Mexicano F. Pavón V.), y en un enfrentamiento real en donde la vida peligra, es sumamente difícil responder con solo una acción “proporcionada”, por esto es fundamental saber el cómo, con qué y de qué manera podremos defendernos de ser necesario.

Para un correcto y adecuado entrenamiento es indispensable la guía del maestro experto, el cual lo demuestra con su especial capacidad de saber transmitir la esencia de sus técnicas,  tácticas, sus formas especiales de combate (estrategias) y su preparación para lo inesperado, lo dramáticamente bizarro de los que atacan a traición y en grupo, muchas veces bajo la influencia de narcóticos que los enloquecen y no les permite sentir ni dolor ni el mas mínimo sentimiento de compasión, un maestro enseñará a esperar lo “inesperado”, a estar preparado para todo, inclusive, la muerte.

IMG_5709

LA EXPERIENCIA FACTOR FUNDAMENTAL

En nuestra experiencia personal como maestro de J.F. JKD y de Artes Marciales Filipinas, el desarrollo de nuestros practicantes bajo un verdadero entrenamiento físico, mental y espiritual, es “fundamental”.

En el Kali-Silak Trianguele  y en el arte de la Eskrima-Eskrido-Pangamot, tenemos un pleno conocimiento de las distancias de combate y la estrategia mas adecuada para cada situación, nada es infalible, pero el conocimiento y la dedicación nos ha permitido salir adelante  en encuentros reales, pese a la adrenalina, la sorpresa y la cantidad de adversarios, uno deberá de sobreponerse y superar la situación. En la practica, táctica y técnicamente es frecuente el permitir el primer ataque, en situaciones reales inevitable, ya que eres atacado sin previo aviso.

En el Kali-Silak arte de combate filipino-indonesio, realmente no se “bloquea” sino se deflecta  el ataque  al mismo tiempo que contraatacamos y triangulamos nuestros desplazamientos para salir de la línea de ataque, utilizando la forma del triángulo y para ésto, el uso de la llamada “mano viva” nos permite una vez desviado un primer ataque, mantener por segundos checada o asegurada  la mano del contrincante para efectuar un verdadero atrape o iniciar un poderoso contraataque.

El legendario Bruce Lee desarrolló una gran habilidad en los contraataques gracias a la práctica continua  y verdadera de disciplinas como el Wing Chung Kuen, el boxeo y las estrategias de la esgrima. La primera de éstas le fue transmitida por el sifu Yip Man durante su juventud, naturalmente desarrollaría con el tiempo su propio concepto, su arte personal el “Jeet Kune Do” el puño que intercepta. Antes de su muerte dio a conocer sus cinco formas de ataque, directo, contraataque mediante atrapes, desvíos y combinaciones, llamando a éstos: “simple angle attack, hand inmobilizing attack, progresive indirect attack, attack by combinations, attack by drawing”.

Bruce Lee fundamentó su Jeet Kune Do, estudiando profundamente el arte de combate, integraba de forma práctica a su entrenamiento, todo aquello que le resultara funcional y práctico, buscando siempre lo fundamental.