La actividad física estimula el sistema inmunológico, las Artes Marciales lo refuerzan y lo vuelven mucho más resistente. El ejercicio provoca importantes cambios en nuestras funciones corporales, manteniendo limpias las vías respiratorias, la práctica de las disciplinas marciales como es el caso del Jun-Fan Jeet Kune Do 

entre otras, logran potencializar la cantidad y calidad de glóbulos rojos y blancos, liberando neurotransmisores como lo es la «serotonina», estos neurotransmisores como citamos son aquellas sustancias que funcionan como mensajeros de las neuronas y regulan el buen estado mental. 

Cuando se realiza un entrenamiento con actividad física por más de 30 minutos, dichos neurotransmisores aumentan nuestra capacidad de buen ánimo, sueño, apetito y combaten el estrés. En la práctica marcial es fundamental una correcta forma de respirar, en donde es necesario estar «consiente» de ello, para que cada técnica sea correctamente aplicada, la inhalación se deberá alargar por lo menos 5 segundos, retener el aire para exhalar de forma fluida y controlada por 5 segundos más, esto último dependerá de cómo se aplique cada técnica. 

QI-GONG.

En las Artes Marciales Chinas existen ejercicios conocidos como Chi-Kunk, en los cuales los movimientos son lentos y enfocados a la concentración de nuestra respiración, para lograr el desarrollo de  la energía y funcionalidad del cuerpo orgánico, para ello es importante estar «consiente» de cómo es un ciclo de respiración correctamente controlado, esto es importante en el Arte Marcial y su desempeño, la energía interna existe, en lo que llamamos centro de gravedad y que en Oriente es el lugar del «Chi», el cual se encuentra en el cuerpo humano  entre 7 y 8 centímetros por debajo del ombligo, los antiguos maestros expertos indicaban a sus practicantes,  que debían ejercitar ese punto, para ello el  conocimiento, constancia y paciencia son fundamentales para su correcto desarrollo y esto se logra solo a a través de la disciplina con la cual el practicante podrá lograr tener resultados positivos, gracias a esto;  al ser ordenado en forma y tiempo para su práctica marcial siendo siempre necesario un maestro con una correcta metodología de enseñanza, también el aplicar llegado el momento un mayor esfuerzo en lo que se practique, lo cual implica someter al organismo a su estado de alerta para situaciones reales que implican un gasto mayor de energía, todo ello fortalece el sistema inmunológico , además de una correcta alimentación en la cual deberemos de tomar diariamente frutas y verduras, siendo el aguacate, él ajo y el jengibre fundamentales para fortalecer dicho sistema , más aún para combatir virus como el  «coronavirus», ya que el «Ph» del cuerpo deberá de ser mayormente alcalino, y esto se logra con el consumo de dichos productos como lo son el ajo y el jengibre entre otros, además de una correcta hidratación .