Introducción
El arte marcial desarrollado por el legendario Si-Jo Bruce Lee para el cual estudio meticulosamente diferentes disciplinas de combate y sus «estructuras», para poder llegar a defenderse de estas.  En un principio aprendió del GM Yip Man el combativo sistema Wing Chun Kuen , lo modifico y con el tiempo añadió técnicas de Boxeo y Esgrima Occidental, creando » El Puño que Intercepta», el Jun-Fan Jeet Kune Do, desarrollando un arte práctico, real, directo y efectivo enfocado a la defensa personal. 
Las Estructuras. 
Son varios los factores que una persona que practique un arte marcial deberá de tomar en cuenta para poder enfrentar un ataque real, existen factores internos y externos el primero de estos es el manejo de nuestra propia energía, así como la capacidad de percibir la forma como un individuo pretende agredirnos y conocer nuestras capacidades de decisión para poder enfrentar esta agresión, este factor deberá de estar fusionado con el segundo el externo, tanto para conocer a fondo las técnicas y tácticas para poder defendernos , aunado a esto los «atributos», de un correcto entrenamiento como lo son el conocimiento de la distancia, nuestra coordinación de movimientos, balance, fluidez, fuerza, decisión en el contraataque y el más importante saber adaptarse a las circunstancias en todo momento por ello solemos decir » Adaptarse como una sombra, responder como el eco» 
La forma como un posible atacante realiza una agresión puede ser diferente, en ocasiones inesperada o bien de una forma estudiada, es decir conoce los diferentes momentos y forma de causar miedo al agredir, por ello el simple hecho de practicar técnicas, muchas de ellas para la competencia deportiva, no garantizan puedan funcionar, es necesario entender la «estructura» del ataque y saber aplicar la estrategia más apropiada para darle la mayor efectividad a nuestras técnicas de combate, como en artículos anteriores hemos comentado es mejor no enfrentarnos evitando honorablemente si solo se trata de una riña, siendo una alternativa válida «ganar no combatiendo», de no poder realizar esto es indispensable saber aplicar lo comentado anteriormente, los factores internos y externos, además estar atentos en todo momento y preparado para un ataque inesperado y defendernos al ser atacados midiendo las intenciones del contrario, conocer que es «interceptar» su movimiento, su ataque no solo querer bloquearlo, algo que aprendemos y practicamos en nuestra disciplina marcial «El Puño que Intercepta».